miércoles, 15 de octubre de 2014

LA MARCHA MARRÓN

ACTUALIZACIÓN 10/ 2014:  Tras ser vapuleado y acusad de cavernícola y jimenezlosantista, parece que la realidad es tozuda. Y que el héroe sindical de Rodiezmo era un simple cacique corrupto que encima cometió la estupidez de acogerse a la moratoria fiscal (que a estas alturas ya se puede calificar como la mejor maniobra anti-corrupción de la historia de la democracia). Y la marcha negra no era sino una manipulación de masas interesadas, realizada para mantener su status político y económico. Manipulación de masas que todos los "solidarios" que se derriten ante un casco con linterna y una cara tiznada defendieron con uñas y dientes (país). Valga pues la situación para re-reivindicar la marcha marrón. Nosotros los oficinistas no tenemos tarjetas negras de Bankia ni líder corrupto de altura caciquil. Nuestro líder es tan solo Ramírez el de auditoría interna, un señor bajito calvo y con gafas que lleva treinta años haciendo informes de auditoría que nadie lee, con un citröen GS de treinta y cinco años de antigüedad y al cual le dejó la señora hace quince, por lo que vive en un estudio cuchitrilesco del barrio de Villaverde.. Es patético y a todos nos da pena (más aún que la que nos damos a nosotros mismos, que ya es decir), pero corrupto, pues no, no lo es, no sabemos si porque no ha querido, porque no le han dejado, o porque es tonto.
.........................................................................................................................................................
05/2012
¿No hacen los mineros su marcha negra?
Pues yo y otros 15.000 pringaillos vamos a hacer la marcha marrón.
Estará compuesta por aquellos que decidimos estudiar una larga carrera de cinco años en vez de dedicarnos a otras vias mas rapidas de conseguir dinero (la mina, la obra, montar toldos..), y en muchas ocasiones tuvimos que irnos de nuestra provincia en vez de quedarnos  en el pueblico, bien pegados a la familia.
Estará compuesta por los que después de estudiar un título cogimos trabajos en los que tendremos que currar hasta los 67 para poder cobrar una mísera pensión  (en vez de los ocho años que deben trabajar los mineros para cobrar de por vida jugosas prejubilaciones).
Estará compuesta por aquellos que saben que sus  trabajos son rentables para sus empresas, y  no dependen de la ayuda pública (es decir del dinero del resto de españoles).
Son trabajos que se van al carajo si la empresa quiebra, porque no hay un presidente socialista que vaya a salvar nuestra puta empresa soltando miles de millones sólo para que  no le piten en Rodiezmo.
Son trabajos con mucho menos romanticismo y glamour que eso de bajar a la mina, con el casco, la luz y el pañuelo rojo anudado. Así que no podremos marchar con el puño en alto y la expresión de “somos el pueblo”. Iremos de camisa con corbata levantando brazo en alto una grapadora, o como mucho una agujereadora de hojas.
Será mucho menos chulo, es verdad. No vendrá ni Pilar Bardem ni Ana Belén a animarnos, y seguro que nos llamarán “mantas” y nos escupirán desde los arcenes.  Además no quemaremos neumáticos ni cortaremos carreteras (es que somos tan jilipollas que nos gusta ser respetuosos con la ley sabe usted?)
Llegaremos a Madrid y nos dirán que somos unos mierdas (de ahí el nombre de la marcha).
Eso sí, nuestros pulmones están mucho mejor.

O eso creo