miércoles, 15 de octubre de 2014

LA MARCHA MARRÓN

ACTUALIZACIÓN 10/ 2014:  Tras ser vapuleado y acusad de cavernícola y jimenezlosantista, parece que la realidad es tozuda. Y que el héroe sindical de Rodiezmo era un simple cacique corrupto que encima cometió la estupidez de acogerse a la moratoria fiscal (que a estas alturas ya se puede calificar como la mejor maniobra anti-corrupción de la historia de la democracia). Y la marcha negra no era sino una manipulación de masas interesadas, realizada para mantener su status político y económico. Manipulación de masas que todos los "solidarios" que se derriten ante un casco con linterna y una cara tiznada defendieron con uñas y dientes (país). Valga pues la situación para re-reivindicar la marcha marrón. Nosotros los oficinistas no tenemos tarjetas negras de Bankia ni líder corrupto de altura caciquil. Nuestro líder es tan solo Ramírez el de auditoría interna, un señor bajito calvo y con gafas que lleva treinta años haciendo informes de auditoría que nadie lee, con un citröen GS de treinta y cinco años de antigüedad y al cual le dejó la señora hace quince, por lo que vive en un estudio cuchitrilesco del barrio de Villaverde.. Es patético y a todos nos da pena (más aún que la que nos damos a nosotros mismos, que ya es decir), pero corrupto, pues no, no lo es, no sabemos si porque no ha querido, porque no le han dejado, o porque es tonto.
.........................................................................................................................................................
05/2012
¿No hacen los mineros su marcha negra?
Pues yo y otros 15.000 pringaillos vamos a hacer la marcha marrón.
Estará compuesta por aquellos que decidimos estudiar una larga carrera de cinco años en vez de dedicarnos a otras vias mas rapidas de conseguir dinero (la mina, la obra, montar toldos..), y en muchas ocasiones tuvimos que irnos de nuestra provincia en vez de quedarnos  en el pueblico, bien pegados a la familia.
Estará compuesta por los que después de estudiar un título cogimos trabajos en los que tendremos que currar hasta los 67 para poder cobrar una mísera pensión  (en vez de los ocho años que deben trabajar los mineros para cobrar de por vida jugosas prejubilaciones).
Estará compuesta por aquellos que saben que sus  trabajos son rentables para sus empresas, y  no dependen de la ayuda pública (es decir del dinero del resto de españoles).
Son trabajos que se van al carajo si la empresa quiebra, porque no hay un presidente socialista que vaya a salvar nuestra puta empresa soltando miles de millones sólo para que  no le piten en Rodiezmo.
Son trabajos con mucho menos romanticismo y glamour que eso de bajar a la mina, con el casco, la luz y el pañuelo rojo anudado. Así que no podremos marchar con el puño en alto y la expresión de “somos el pueblo”. Iremos de camisa con corbata levantando brazo en alto una grapadora, o como mucho una agujereadora de hojas.
Será mucho menos chulo, es verdad. No vendrá ni Pilar Bardem ni Ana Belén a animarnos, y seguro que nos llamarán “mantas” y nos escupirán desde los arcenes.  Además no quemaremos neumáticos ni cortaremos carreteras (es que somos tan jilipollas que nos gusta ser respetuosos con la ley sabe usted?)
Llegaremos a Madrid y nos dirán que somos unos mierdas (de ahí el nombre de la marcha).
Eso sí, nuestros pulmones están mucho mejor.

O eso creo

jueves, 7 de agosto de 2014

" Las masas son femeninas y estúpidas. Sólo la emoción y el odio pueden mantenerlas bajo control " 
  Adolf Hitler
"el fanatismo es la única forma de heroismo a la que pueden aspirar los débiles " 
 Goebbels

lunes, 4 de agosto de 2014

Documentos sonoros

Es bien conocido no?
Una imagen tal vez valga más de mil palabras, pero una palabra vale por millones de imágenes. Y si esa palabra es hablada, entonces ya es la repera.
Tal vez en ello resida el secreto de que, en plena era de la imagen instantánea, de snapchat, pinterest, instagram, youtube etc, la radio conserve su salud económica y artística (mientas que la prensa escrita se adentra en su particular apocalipsis zombie, qué cosas).
La capacidad evocadora de la voz, la música y los sonidos ambientales supera con pocos medios la mejor de las imágenes cinematográficas. Y todavía se pueden encontrar estupendos ejemplos en la radio actual.
Uno de ellos es el programa Documentos RNE, que cada sábado (ahora en verano de lunes a sábado excepto los viernes) evoca durante casi una hora diferentes epopeyas o momentos trascendentales de la historia con maravillosas ambientaciones sonoras y estupenda documentación de los contenidos.
A destacar entre los recientes el dedicado a la I Guerra Mundial, y a la Expedición Malaspina-Bustamante.
Para oírlos,basta con tener un modesto esmarfon, bajarse la app de RNE y buscar lso archivos en el apartado "A la carta" donde están disponibles los podcast.



domingo, 13 de julio de 2014

Era tarde y todos habían salido del café con excepción de un anciano que estaba sentado a la sombra que hacían las hojas del árbol, iluminado por la luz eléctrica. De día la calle estaba polvorienta, pero por la noche el rocío asentaba el polvo y al viejo le gustaba sentarse allí, tarde, porque aunque era sordo y por la noche reinaba la quietud, él notaba la diferencia. Los dos camareros del café notaban que el anciano estaba un poco ebrio; aunque era un buen cliente sabían que si tomaba demasiado se iría sin pagar, de modo que lo vigilaban.
-La semana pasada trató de suicidarse -dijo uno de ellos.
-¿Por qué?
-Estaba desesperado.
-¿Por qué?
-Por nada.
-¿Cómo sabes que era por nada?
-Porque tiene muchísimo dinero.
Estaban sentados uno al lado del otro en una mesa próxima a la pared, cerca de la puerta del café, y miraban hacia la terraza donde las mesas estaban vacías, excepto la del viejo sentado a la sombra de las hojas, que el viento movía ligeramente. Una muchacha y un soldado pasaron por la calle. La luz del farol brilló sobre el número de cobre que llevaba el hombre en el cuello de la chaqueta. La muchacha iba descubierta y caminaba apresuradamente a su lado.
-Los guardias civiles lo recogerán -dijo uno de los camareros.
-¿Y qué importa si consigue lo que busca?
-Sería mejor que se fuera ahora. Los guardias han pasado hace cinco minutos y volverán.
El viejo sentado a la sombra golpeó su platillo con el vaso. El camarero joven se le acercó.
-¿Qué desea?

domingo, 22 de junio de 2014

La Moral del Mendrugo

Es una obviedad, pero la mayoría de las grandes pasiones escritas son propias de los ociosos o de los trepas. Las tramas de Jane Austen, las novelas góticas, las aventuras de Conan Doyle, sus protagonistas no tienen el problema de dedicar doce horas al día a buscarse el sustento. Si lo tuvieran, seguramente sus incontroladas pasiones se verían amuermadas. Hasta Victor Hugo tuvo que inventarse una extraña trama industrial para sacar al Jean Valjean de sus Miserables  de la pobreza, hacerle millonario y (entonces sí) poder hacerle jugar las cartas que le había dado el  destino. Miserable, pero con medios. 
Tal vez sea una de las gandezas del Lazarillo, de Dickens,  y de los mosqueteros de Dumas. Jugar e inventar sobre la moral de la pobreza, del arribismo, de la necesidad de cubrir las necesidades materiales. Hasta David Copperfield debe cumplir su destino de gran escritor para poder alcanzar su fin literario.

Para cuándo una gran novela sobre los perdedores, sobre los auténticos perdedores sociales. ¿O es que es difícil imaginar honduras del alma cuando ésta se ve sometida a la angustia de buscar cada día el mendrugo que echarse a la boca?

Webs amigas
El peligro está en las preguntas